¿A ti también te cuesta más conciliar el sueño durante la primavera? No te preocupes, no estás sola. Este trastorno es más común de lo que pensamos. De hecho, la mitad de la población padece insomnio primaveral y el colectivo más afectado son las mujeres de entre 20 y 50 años. 

Aun así, no hay que tomarse a la ligera ningún tipo de insomnio, ni siquiera el que solo aparece en primavera.  

Porque disfrutar de un descanso reparador es indispensable para nuestro desarrollo físico y mental, ya que la calidad del sueño afecta directamente a nuestros niveles de energía y concentración.  

Como diría el Dr. Estivill, ‘el sueño es el taller de restauración y reparación de nuestro cuerpo’ y por eso hoy te queremos contar los principales motivos por los que sufrimos insomnio en primavera y cómo puedes combatirlos de manera natural. 

Relación entre los cambios en el sueño y la primavera  

¿Sabías que nuestro cuerpo está diseñado para adaptarse al entorno que le rodea?  

Según las condiciones externas, tenemos unas necesidades u otras y nuestro cuerpo se encarga de regular sus procesos internos para conseguir una mejor adaptación al medio. 

¿Y eso que tiene que ver con mi insomnio? Pues mucho.  

Fíjate. Nuestro organismo está preparado para ayudarnos a descansar en las horas de oscuridad y activarnos con las primeras luces del día. Por eso, cuando anochece, empieza a segregar melatonina para inducirnos al sueño.  

Durante la primavera ganamos cuatro minutos de luz solar cada día. Puede que parezca poco pero, si echas cuentas, con el paso de los días se convierte en varias horas más de luminosidad. ¿Y cuál es la consecuencia? Que nuestro cuerpo segrega menos cantidad de melatonina que en invierno. 

He aquí la principal razón por la que aparece el insomnio en primavera.  

Pero esto no es todo. Hay otros factores que influyen en este desajuste estacional. 

 

Causas del insomnio primaveral 

Ya hemos desvelado el principal motivo por el que nos cuesta más dormir en primavera, pero el aumento de las horas de luz no es el único causante del insomnio durante esta estación del año.  

En muchos países del mundo, como en España, aprovechamos este periodo de transición estacional para llevar a cabo lo que conocemos como ‘cambio de hora’. Es decir, adelantamos una hora las manecillas de nuestros relojes y, por lo tanto, anochece una hora más tarde de lo habitual (además de los 4 minutos que acumulamos día tras día).  

mejorar el sueño en primavera

¿Cómo no vamos a sufrir insomnio primaveral? Nuestro reloj interno no tiene manecillas y necesita un tiempo de adaptación que varía según la persona. 

Pero, además, durante la primavera se producen otros cambios y todos ellos pueden afectar a la calidad de nuestro sueño: 

  • Aumento de la humedad: 

La humedad relativa que garantiza un buen descanso se encuentra entre el 30% y el 50%, nunca por encima del 60%. Durante la primavera, al ser un periodo lluvioso, es posible que se superen estos valores. Y eso dificulta tener un sueño reparador. 

  • Cambios de temperatura 

A pesar de que la temperatura recomendada para un buen descanso se encuentra entre los 17ºC y los 20ºC (valores fáciles de alcanzar durante la primavera), los cambios térmicos propios de esta época provocan que nuestro cuerpo tenga que hacer un sobresfuerzo para adaptarse al medio. Como ya habrás imaginado, este proceso de adaptación también afecta a la calidad del sueño. 

  • Alergias: 

Para muchas personas la primavera es sinónimo de alergia. De hecho, se calcula que alrededor del 21 % de la población española padece rinitis alérgica. Y ¿quién puede dormir con la nariz taponada? 

En realidad, la adaptación de nuestro organismo a estos cambios viene marcada por el estado de salud general y los hábitos que haya llevado cada persona durante el invierno. 

Sin embargo, si tienes en cuenta los consejos que te damos a continuación, podrás mejorar tanto el insomnio como la calidad del sueño, que tan afectada se encuentra durante la primavera. 

 

Cómo combatir el insomnio en primavera con estos 7 consejos  

Causas del insomnio primaveral
Si quieres disfrutar de una primavera llena de vitalidad y energía, empieza por mejorar tu descanso. Con estos consejos para evitar el insomnio lo tendrás muy fácil: 

  1. Mantén unos buenos hábitos de sueño. Fija un horario regular para el descanso e intenta respetarlo siempre que te sea posible. Lo más aconsejable para disfrutar de un sueño reparador es acostarse alrededor de las 22 h y levantarse hacia las 6 h.  
  2. Evita el consumo de bebidas alcohólicas o estimulantes (como el café o el té) porque, además de deshidratar tu organismo, son sustancias que no favorecen el descanso. 
  3. Ventila tu dormitorio a diario y mantenlo en perfectas condiciones de higiene. Asegúrate de que no hay rastro de polvo, ácaros o cualquier otra sustancia que pueda causar alergias. 
  4. Realiza ejercicio al menos dos horas antes de acostarte. El ejercicio físico nos ayuda a eliminar la ansiedad y, por lo tanto, a dormir mejor. Lo único que debemos contemplar es que nuestro cuerpo tenga tiempo suficiente para bajar de revoluciones antes de acostarnos. 
  5. No te expongas a pantallas ni dispositivos electrónicos durante las 3 horas anteriores al momento de acostarte. Aunque se trate de luz artificial, afecta a la producción de melatonina. 
  6. Prepara el ambiente para promover el sueño. Bajar la luz, escuchar música relajante, leer un libro. Cuando se acerca la hora de dormir es necesario crear una atmósfera que invite a bajar el ritmo y relajarse. 
  7. Apuesta por cenas ligeras, ricas en vitaminas y minerales. ¡Y no te olvides de hidratarte bien! Durante el descanso nocturno nuestro cuerpo sigue consumiendo líquidos para realizar las funciones vitales, pero, como estamos durmiendo, no ingerimos nada durante horas. Una infusión calentita después de cenar, además de aportar una dosis extra de hidratación, puede ayudar a conciliar el sueño. 

¡Ah! Y para evitar los desajustes causados por el cambio de hora, prueba a acostarte un poquito antes cada día durante la semana anterior. Así el cambio no será tan brusco. 

 

¿Qué más puedo hacer para combatir el insomnio primaveral? 

¿Lo has probado todo pero sigues sin descansar correctamente? Tranquila, no hace falta que recurras a medicación agresiva que te deje fuera de juego.  

En Aoralife te ofrecemos una solución más natural y amable con tu organismo. 

Se llama Aora noche y, además de combatir el insomnio, te ayudará a reducir los niveles de estrés y a mejorar la calidad del sueño. 

¡Para que te levantes como nueva cada mañana! Ya sea primavera, verano, otoño o invierno. 

Conoce lo que la naturaleza puede hacer por ti a través de nuestra gama de nutracéuticos. 

¿Te animas a probar?