Carrito de la compra

El estrés laboral y su relación con el sueño

publicado por AORA LIFE el
El estrés laboral y su relación con el sueño

El estrés provocado por el trabajo, conocido como estrés laboral, tiene una relación directa con el descanso, afectando negativamente a la salud psicológica y física de quienes lo padecen.

Todos hemos experimentado momentos de estrés laboral que nos llegan a quitar el sueño, pero ¿cómo podemos hacerlos frente?

La OMS y el estrés laboral

Entendemos por estrés laboral la reacción que puede desarrollar una persona ante exigencias y presiones laborales que no se ajustan a sus conocimientos y habilidades, y que ponen a prueba su capacidad para afrontar la situación. No sólo padece este tipo de estrés la persona que tiene problemas laborales, también lo puede desarrollar aquella cuyo ritmo vertiginoso de trabajo no le permite dominar la situación: el estrés no es debido únicamente a una situación negativa o dramática, puede afectar a cualquier persona y de forma diferente.

El estrés laboral es considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) una epidemia global. De hecho, es el único riesgo ocupacional que puede sufrir el cien por cien de los trabajadores. Genera alteración del estado de salud, ausentismo, disminución de la productividad y del rendimiento individual, y aumento de enfermedades.

La OMS enumeró las siguientes consecuencias del estrés laboral relacionadas con la salud:

  • Presentar dificultades para dormir.
  • Sensación de angustia e irritabilidad creciente.
  • Incapacidad para la relajación o concentración.
  • Desarrollar dificultad para pensar con lógica y tomar decisiones.
  • Sentirse cansado, deprimido e intranquilo.
  • Sufrir problemas físicos graves como:
    • Cardiopatías.
    • Trastornos digestivos.
    • Aumento de la tensión arterial y dolor de cabeza.
    • Trastornos musculares como lumbalgias.
    • Debilitamiento del sistema inmunitario, reduciendo la capacidad del individuo contra las infecciones.

Unido a estos efectos perniciosos para la salud, suele suceder que cuando estamos estresados nos resulta difícil mantener un equilibrio entre nuestra vida laboral y la no profesional, lo que nos lleva a sentir culpa por no llegar a todo, o incomprensión, generando normalmente un ambiente hostil a nuestro alrededor.

El estrés laboral y el sueño

Al igual que las preocupaciones familiares, las relacionadas con cuestiones laborales afectan a la calidad del sueño, ya que mantienen la mente activa incluso en la conciliación del mismo, momento vital para lograr un buen descanso.

Recientemente se ha publicado un estudio “Job stress and sleep disorders: Findings from the Helsinki Heart Study” cuya muestra fueron 3079 casos de trabajadores en edad adulta. Se analizaron sus hábitos de sueño, a través de escalas de calidad y duración del mismo, nivel de estrés laboral que sufrían y sus hábitos de vida cotidianos. La conclusión principal fue que los indicadores de estrés laboral tenían una relación directa con los desórdenes de sueño, independientemente de las horas de trabajo o del estilo de vida.  

En Estados Unidos la Anxiety Disorders Association of America realizó un estudio en el que se puso de manifiesto cómo siete de cada diez adultos reconocían tener problemas de sueño, al tiempo que sentían estrés o ansiedad a diario, y que estas sensaciones interferían en gran manera en sus vidas y desempeños cotidianos.

Mencionábamos arriba las consecuencias del estrés laboral, éstas son muy parecidas a las propias de los desórdenes del sueño: cansancio, dificultad para la concentración, irritabilidad e incluso pérdida del apetito. El impacto de sufrir estrés laboral unido a la falta de descanso continuada, puede crear un cóctel bastante explosivo, generando una espiral de la que no se puede salir tan fácilmente, ya que nos acompaña las veinticuatro horas del día y se acrecienta con el tiempo.  En un estado más avanzado, el insomnio crónico puede derivar en depresión, que a su vez implica un menor rendimiento y productividad.

Filosofía AORALIFE

Es importante la relajación física y mental en los momentos anteriores al sueño. Esto implica no estimular nuestro sistema nervioso ni nuestros músculos, ya que debemos conseguir que nuestra frecuencia cardiaca y temperatura corporal disminuyan para conciliar el sueño. Para lograrlo, debemos evitar realizar cualquier tipo de actividad física e intentar no mirar los teléfonos móviles, la televisión o el ordenador.

Pero, sin duda, la manera más efectiva y natural para poder conciliar el sueño, es a través del uso regular de complementos alimenticios de eficacia probada.

En AORA Noche encontraremos un buen aliado, tanto para conseguir una óptima conciliación del sueño y mantenimiento del mismo, como para intentar mejorar nuestro estado de estrés y ansiedad. Además, aporta una selectiva mezcla de antioxidantes que combaten los radicales libres producidos en nuestro organismo durante el día, preparando a nuestro organismo de la mejor manera para comenzar la nueva jornada. Debido a su triple efecto AORA Noche es un producto único, testado clínicamente y sin efectos secundarios.

Publicación anterior Publicación nueva