Carrito de la compra

¿En qué quedamos? ¿Microbiota, flora intestinal o flora bacteriana?

publicado por AORA LIFE el
¿En qué quedamos? ¿Microbiota, flora intestinal o flora bacteriana?
Se supone que la dieta de nuestros antepasados consistía en un puñado de raíces, tubérculos, nabos y para cenar una ensalada de hierbas sin aliñar.
 
Poco apetecible.
 
Lo que es evidente es que hacían una ingesta altísima de fibra que rondaría los 200 gramos al día.
Una barbaridad comparado con hoy que se recomiendan 20 o 30 gramos por día, aunque  en España sabemos que no llegamos a esas cifras.
 
¿Cómo sería la microbiota de nuestros ancestros comparada con la nuestra?
 
En AORA Health la relación de la ciencia y la naturaleza es nuestra seña de identidad y el llamado segundo cerebro no solo depende de la alimentación sino que se ve afectado por factores externos.
 
Si te preguntas, ¿cómo puedes ir adquiriendo hábitos para cuidar tu microbiota? estás en el post adecuado.
 
Pero primero vamos a aclarar algunos conceptos.
  

Flora intestinal o microbiota, ¿Cuál es la correcta?

En algunos sitios verás microflora intestinal, flora bacteriana o flora intestinal pero la palabra técnicamente correcta es “microbiota”.
 
Antiguamente se pensaba que los microorganismos formaban parte del mundo vegetal y de ahí viene lo de “flora”.
 
Flora intestinal, probióticos, microbiota son términos que se han puesto de moda y afectan a nuestra salud mucho más de lo que imaginas porque hablamos de algo delicado. Incluso una dieta poco adecuada para adelgazar puede dañar nuestra microbiota.
 
El número y la composición de la microbiota intestinal depende del sistema digestivo.
Hay menos bacterias en el estómago por el pH ácido pero van aumentando en cantidad a medida que llegan a los intestinos y en el intestino grueso es donde se concentran la mayoría de las bacterias.
 

¿Qué es la microbiota?

El término microbiota hace referencia a la comunidad de microorganismos que tenemos en un sitio determinado de nuestro cuerpo. La microflora es un ecosistema metabólicamente activo y complejo formado por cientos de miles de microorganismos.
 
Los factores ambientales relacionados con la nutrición, los medicamentos y el estilo de vida nos afectan por eso es tan importante aprender a cuidarnos.
 
Si te preguntas dónde están esos microorganismos quizá sería más fácil decir dónde no están.
 
Un cuerpo humano tiene 100 billones de microorganismos en el aparato digestivo y la mayoría son bacterias de más de 400 especies distintas.
 
Tenemos microorganismos en la piel, en la mucosa de la nariz, en la boca pero, cerca del 80% de las células inmunitarias del cuerpo están localizadas en la mucosa intestinal.
 
¿Has escuchado alguna vez que en las tripas tenemos el segundo cerebro? La microbiota funciona como un órgano adicional en nuestro cuerpo y juega un papel enorme en la salud.
 

¿Qué factores alteran nuestra microbiota?

Diversos factores, como el tipo de nacimiento, la lactancia materna, el estilo de vida, las preferencias dietéticas, las condiciones higiénicas y ambientales, entre otros, pueden alterar la estructura de la microbiota.
 
Sin embargo hay  otro tipo de causas que pueden alterar nuestra microbiota hasta el punto de destruirla como:
 
  1. El estrés crónico.
  2. Una alimentación pobre o inanición.
  3. Alteraciones del sueño. Insomnio.
  4. Algunas enfermedades del tracto gastrointestinal.
  5. Tratamiento hormonal o con antibióticos.
  6. Quimioterapia.
  7. Cirugía.

Un intestino sano es garantía de inmunidad

Tu sistema inmunológico depende de cómo esté tu intestino.
Esta declaración tan rotunda ha sido probada durante mucho tiempo. El sistema inmunológico está directamente relacionado con la microflora intestinal y muchas enfermedades se desarrollan cuando hay desequilibrio.
 
La prevención de los trastornos de la microflora es necesaria para mantener las bacterias beneficiosas en el cuerpo y las medidas preventivas incluyen una dieta saludable, no tomar antibióticos sin necesidad y sin haber sido prescritos por tu médico, hacer ejercicio y mantener tu equilibrio mental.
 

Vale la pena cuidarse

Tenemos la suerte de contar con una dieta mediterránea beneficiosa que mejora y protege la composición de la microbiota.
 
Aparte, hay que incluir frutas y verduras en tu alimentación diaria porque esto te aporta fibra y polifenoles y nutracéuticos con propiedades antioxidantes que mejoran la composición de la microbiota y la función intestinal.
 
¿Conoces nuestro estudio con el CSIC para demostrar  la eficacia de Enzymax Duo Biotics?
 
La clave es mantener unos buenos hábitos para que tu microbiota esté balanceada pero, todo influye, como ya has visto.
 
Tomarse los contratiempos con calma y disfrutar los  pequeños momentos significativos es un plus para lograr una calidad de vida plena.
 
En AORA Life te ayudamos en tu tarea de cuidarte desde dentro.
 

¡Conoce el nutracéutico perfecto para ti!


 
 
 
 
 
 
 

 

Publicación anterior Publicación nueva


0 comentarios

Dejar un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados