Carrito de la compra

¿Qué sucede mientras dormimos? El misterio de las etapas el sueño

publicado por AORA LIFE el
¿Qué sucede mientras dormimos? El misterio de las etapas el sueño

Durante el sueño normalmente pasamos por cinco estadios o fases: 1, 2, 3, 4 y la llamada fase REM del sueño: Rapid Eye Movement (movimiento rápido de los ojos). Estas etapas constituyen un ciclo completo que va desde la etapa 1 hasta el sueño REM, para comenzar un nuevo ciclo con la etapa 1.

Un ciclo de sueño completo tiene una duración de 90 a 110 minutos de media. Los primeros ciclos de sueño contienen fases de REM relativamente cortas y largos períodos de sueño profundo.

¿Qué sucede en cada etapa?

Etapa 1: Adormecimiento

Estamos en una especie de duermevela en la que se nos puede despertar fácilmente ya que la ensoñación es leve. Nuestros ojos se mueven muy lentamente y la actividad muscular comienza a ralentizarse. La gente que se despierta en la etapa 1 recuerda a menudo imágenes visuales fragmentadas o incluso alucinaciones.

Etapa 2: Sueño ligero

El acto de dormir se hace menos superficial ya que nuestros movimientos oculares se detienen y nuestras ondas cerebrales se vuelven más lentas. Disminuyen el ritmo cardíaco y el respiratorio y sufrimos variaciones en el tráfico cerebral, lo que hace más difícil que nos despertemos. En ocasiones nuestras pulsaciones son tan bajas y el sueño tan profundo que el cerebro presenta dificultades para registrar contacto con el cuerpo, de ahí que mande un impuso para corroborar que todo está en orden.

Este impulso produce una brusca reacción en la mente y en el cuerpo, aquello que es popularmente conocido como “soñar que nos caemos”. Estos movimientos repentinos son similares a los que realizamos cuando algo nos sobresalta. En la fase 2 pasamos aproximadamente la mitad del sueño de un ciclo entero.

Etapa 3:

Es una fase de preparación y transición hacia la etapa 4. Comienzan a aparecer ondas cerebrales extremadamente lentas, que son las llamadas ondas delta.

Etapa 4: Sueño Profundo

El cerebro produce ondas delta casi exclusivamente. Dura unos 20 minutos y no se suele soñar nada. Esta es la fase que determina una buena o mala calidad del sueño. Y es la etapa en la que el cuerpo descansa más.

Es muy difícil despertar a alguien durante las etapas 3 y 4, que en conjunto se llaman sueño profundo. No hay movimiento de los ojos ni actividad muscular. Las personas que se despiertan durante el sueño profundo no se ajustan a la realidad inmediatamente y, a menudo, se sienten aturdidas y desorientadas durante varios minutos. Algunos niños experimentan terrores nocturnos o sonambulismo durante el sueño profundo.

 Sueño REM: Actividad Onírica

Es la última fase de un ciclo de sueño y sin duda la más interesante ya que la actividad cerebral es más rica y compleja. Cuando cambiamos al sueño REM nuestra respiración se vuelve más rápida, irregular y superficial, los ojos se mueven rápidamente en varias direcciones y los músculos de las extremidades se paralizan temporalmente. En esta fase aumentan la frecuencia cardiaca y la presión arterial.

Cuando la gente despierta durante el sueño REM, a menudo describen cuentos extraños e ilógicos, es decir, los sueños. Sí, es la fase en la que soñamos y captamos gran cantidad de información de nuestro alrededor debido a la alta actividad cerebral de la que hemos hablado. Soñar forma parte natural de la regeneración de nuestro cerebro, aunque lo que soñamos suela ser de contenido absurdo.

Fijaos la importancia de un buen descanso que en un estudio publicado en 2009 por la Universidad de Lübeck (Alemania) se relaciona el desarrollo de la memoria con la calidad del sueño.

Curiosidades de las etapas del sueño

  • El primer período de sueño REM suele ocurrir alrededor de 70 a 90 minutos después de que nos hayamos dormido y dura de 10 a 20 minutos cada vez. ¡Y nuestros sueños pensamos que son larguísimos

  • Las personas que duermen más horas y se levantan tarde tienden a recordar lo soñado.

  • A medida que avanza la noche, los períodos de sueño REM aumentan mientras que los de sueño profundo disminuyen. Por la mañana, la gente pasa casi todo su tiempo de sueño en las etapas 1, 2 y REM.

  • En concreto, los adultos sanos pasan casi el 50% del tiempo total del sueño en el estadio 2, aproximadamente el 20% en el sueño REM y el 30% restante en las otras etapas. Los bebés, por el contrario, pasan la mitad de su tiempo de sueño en el sueño REM.

  • La gente que se despierta después de dormir unos pocos minutos, por lo general, es incapaz de recordar los últimos minutos anteriores a quedarse dormidos.

  • Hay veces que, aunque durmamos muchas horas, si nos han despertado en las etapas (3 y principalmente 4), tenemos la sensación de haber descansado poco. Es una sensación subjetiva que, sin embargo, nos puede acompañar durante todo el día siguiente.

  • Por ejemplo, las personas que están bajo anestesia o en coma realmente NO duermen, ya que “en estas condiciones no pueden ser despertadas y no producen los complejos patrones de ondas cerebrales activas que se ven en el sueño normal. En cambio, sus ondas cerebrales son muy lentas y débiles, a veces casi indetectables”.

Para tener un descanso reparador nuestras fases del sueño deben ser respetadas y poco alteradas, principalmente las de sueño profundo. Por eso, si tenéis problemas de sueño, tanto de conciliación como de mantenimiento y os interesa conseguir un descanso reparador, no os perdáis este interesante artículo. ¡Y no os olvidéis que la naturaleza pone a disposición de la ciencia una serie de ayudas naturales para lograr un sueño profundo y de calidad!

 

Un saludo,

 

Equipo AORALIFE

Publicación anterior Publicación nueva