Sin colágeno no podemos tener una piel sana, ni mantener en buen estado el tejido conjuntivo, los músculos, articulaciones, los huesos, etc. Por eso, es tan necesario este post, para ayudarte a descubrir las propiedades y beneficios del colágeno.

¿Quieres saber por qué se le llama la proteína de la juventud? ¿Cómo puedes regenerar tu piel? y ¿cuáles son sus propiedades y beneficios?

¡Vamos a verlo!

¿Qué es el colágeno?

El término colágeno proviene de las palabras griegas kolla (pegamento) y geno (generativo) y es un componente principal no solo para tu piel, sino para mantener la fuerza y ​​elasticidad de las paredes de los vasos sanguíneos del corazón y de los intestinos.

El colágeno es parecido a una cuerda con una estructura elástica y resistente, tejida con hilos más finos: las microfibrillas y se produce de manera natural en nuestro organismo.

La parte negativa de esta poderosa proteína es que no es eterna y por desgracia, disminuye gradualmente con la edad. Su producción, después de cumplir los 40 años aproximadamente, se reduce, lo que empieza a causar problemas serios como la osteoartritis, dolores articulares y musculares.

regenerador celular

Propiedades del colágeno

El colágeno tiene una doble función, dando fuerza a los tejidos y también protegiéndolos de daños mecánicos, pero, además es:

  • Defensivo: contiene sustancias que ayudan a defender al organismo de los microorganismos.
  • Nutriente: el colágeno es una de las proteínas más abundantes en el cuerpo y sirve como fuente de alimentos para el organismo.
  • Adhesivo: sirve para fijar los tejidos que forman el organismo.
  • Lubricante: Favorece la mucosidad especialmente en labios y ojos.
  • Absorbente: permite que el organismo absorba las vitaminas y las proteínas.

Beneficios del colágeno para la piel 

El colágeno es importante para la piel porque aporta tono, fuerza y ​​elasticidad, jugando un papel importante la hidratación.

¿Por qué se dice que el colágeno es la proteína de la juventud?

Porque, como hemos dicho antes, el colágeno se va perdiendo con el paso de los años y es difícil regenerarlo, aunque no imposible. En Aora Life hemos demostrado que se pueden reducir las arrugas con el colágeno presente en el nutracéutico Aora Antiaging.

¡Quiero probarlo!

¿Cómo regenerar la piel con colágeno? 

La forma en que ingerimos las proteínas puede ayudar a que nuestro cuerpo produzca más colágeno y para que el cuerpo reciba todas las vitaminas y nutrientes necesarios, la dieta debe ser variada y equilibrada.

Beber suficiente agua, que afecta la producción de colágeno y la hidratación de la piel, sería la forma más cómoda y económica de aumentar la producción de colágeno, pero también puedes apoyarte en antienvejecimientos naturales.

Tienes que probar nuestro antiaging natural con colágeno Verisol  de alta absorción, Ácido Hialurónico XLW de alta biodisponibilidad, Coenzima Q10, Naranja Sanguina, Vitamina C, Vitamina E y Zinc.

Lo pido ahora

7 alimentos ricos en colágeno

Con una alimentación equilibrada podemos alcanzar la dosis adecuada de colágeno para mantenernos en plena forma y que nuestra piel se regenere bien y sufra menos el paso del tiempo.

1. Proteína animal: carne y pescado

La proteína de origen animal contiene una gran cantidad de colágeno, pero los nutriólogos recomiendan comer carnes rojas con moderación (una o dos veces por semana es suficiente).

En cuanto a la proteína del pescado se recomienda consumir los que sean más ricos en ácidos grasos Omega-3 como el salmón, el atún o la trucha, todos con alta concentración de colágeno.

salmon - colageno para la piel

2. Frutas y verduras

En otros artículos hemos mencionado el poder de las vitaminas de ciertas frutas y verduras y es bueno que las consumas a diario.

Las frutas más ricas en vitamina C por su alto poder antioxidante son: naranja, kiwi, pomelo, mango, piña entre otras.

3. Los huevos 

Los huevos son un buen aliado para nuestra piel porque tienen una alta concentración de proteínas, vitaminas B, E y aminoácidos.

regenerar la piel

4. Frutos secos

Los cacahuetes, nueces, pistachos y almendras también estimulan la producción de colágeno. Un puñado al día es más que suficiente o puedes sustituirlo por una barrita energética.

5. Productos lácteos

Los productos lácteos como la leche, el queso o el yogur benefician la producción de colágeno debido a su alto contenido en proteínas.

6. Té

El té es un antioxidante natural que evita que el colágeno de nuestro organismo disminuya siendo el té verde el de mayor poder.

7. Gelatina

La gelatina se convierte en colágeno en el cuerpo y también es una valiosa fuente de proteína que se obtiene cociendo huesos y cartílagos animales, aunque podemos consumir productos gelatinosos de origen vegetal como el agar agar; extraído de algas marinas.

Con una alimentación adecuada, ejercicio y una ayuda extra de Aora Antiaging, nada te va a detener.