Del sol es importante protegerse en cualquier época del año, pero aún lo es más en verano, puesto que nuestra piel está más expuesta y los rayos ultravioletas llegan con más fuerza debido a la cercanía del astro.

Por ello, la protección solar se vuelve indispensable en época estival.

Sin embargo, no todos los tipos de piel necesitan los mismos cuidados. Y la clave para cuidarnos correctamente de los efectos nocivos del sol, está en saber qué fototipo de piel tenemos.

Y como ya sabes que en aoralife nos preocupamos por tu bienestar, hoy te traemos este artículo para que descubras cuál es tu fototipo de piel y, en consecuencia, tomar las medidas necesarias para protegerte del sol.

 

¿Qué son los fototipos de piel? 

Al hablar de fototipos, hablamos de los tipos de piel que existen, clasificados a través de la escala de valores de Fitzpatrick, que mide las distintas respuestas de los distintos tipos de piel a la exposición solar. Se trata de una clasificación numérica que tiene en cuenta cuatro grandes valores:

  1. Color del pelo.
  2. Color de la piel.
  3. Frecuencia de quemaduras provocadas por el sol.
  4. Tipo de bronceado.

 

En la actualidad hay 7 fototipos de piel establecidos y el elemento clave que hace que haya tanta diferencia entre los distintos tipos de piel es la melanina.

Se trata de un pigmento de color oscuro que se encuentra en el citoplasma de algunas células y que es el responsable del color de pelo, piel y ojos. Existen dos tipos de melanina muy diferenciados:

  • Femelanina: Presente en personas de piel oscura, protege contra la radiación solar.
  • Eumelanina: Presente en personas de piel clara. Produce más radicales libres de los que capta, por lo que es ineficaz en lo que a protección solar se refiere.

 

Fototipos de piel y sus características

tipos de piel

 

A continuación te listamos los 7 fototipos de los que ya te hemos hablado y te especificamos las principales características de cada uno de ellos:

FOTOTIPO 0: Se caracteriza por la incapacidad total de síntesis de melanina. Cualquier exposición al sol, por mínima que sea, puede provocar quemaduras y, además, no posee la capacidad de brocearse. Es el tipo menos común de todos, asociado a personas albinas.

FOTOTIPO I: En este caso, aunque la melanina si se sintetiza, lo hace en poca cantidad, por lo que las personas con este fototipo (asociado a pelirrojos), a penas pueden broncearse y las quemaduras solares son frecuentes en exposiciones sin la protección adecuada.

FOTOTIPO II: Personas de piel y cabello (generalmente rubio) claros. Su piel si es capaz de broncearse, aunque no en demasía y requerirá bastante tiempo (incluso meses) de exposición al sol controlada y, por supuesto, con protección.

FOTOTIPO III: Las personas con este fototipo si pueden obtener fácilmente un tono de bronceado dorado (generalmente asociado a cabellos castaños), aunque sin protección también son muy propensos a las quemaduras.

FOTOTIPO IV: Hablamos ya de personas con un tono de piel más oscuro, que pueden broncearse sin problemas y evitar las quemaduras con protección.

FOTOTIPO V: Un paso más adelante que el anterior. La piel un poco más oscura y con las mismas características en lo relativo a bronceado y quemaduras. Es el conocido como fototipo mediterráneo.

FOTOTIPO VI: Asociado a personas de raza negra. En este caso, las quemaduras solares no son un problema a la hora de exponerse al sol. Sin embargo, la protección sigue siendo necesaria, puesto que la piel absorbe igual los rayos UV y el riesgo de sufrir cualquier otro daño provocado por ellos, además de las quemaduras, continúa estando presente. Sin ir más lejos el envejecimiento prematuro de la piel, por no hablar de enfermedades relacionadas.

¿Con cuál de todos ellos te identificas? ¿Ya tienes claro cuál es tu fototipo?

Como te hemos comentado a lo largo de este artículo, la protección es básica, no importa el tipo de piel que tengas. Recuerda siempre utilizar factores altos y reaplicar cada cierto tiempo (el estipulado dependiendo del producto que utilices), así como cada vez que salgas del agua (independientemente de si el producto es resistente, puesto que te protegerá durante el baño, pero perderá cualidades más rápido que en seco).

En este punto, te damos un consejo extra. ¿Sabías que existen nutraceuticos, 100% naturales que te protegen de la radiación solar desde dentro? Con Antiaging de aoralife lo tienes garantizado, además de otros efectos beneficiosos como: Antiarrugas, hidratación, protección celular, mejora de la elasticidad de la piel…

Descubre producto antiaging