No es la primera vez que en AORA life hablamos de este tema y continuaremos insistiendo porque desempeña funciones importantes en el cuerpo humano. Esta vez nos gustaría hablarte de algunos alimentos para reducir el colesterol.

Es una de las principales grasas que necesitamos para vivir.

Conocemos la diferencia entre el colesterol “bueno” y el “malo” y la importancia de tomar regularmente AQlesterol Plus para bajar los niveles de LDL en sangre y prevenir la aterosclerosis al aumentar la elasticidad de las arterias.

AQlesterol Plus, lo quiero ahora

Hagamos un repaso antes de continuar:

  • El LDL o lipoproteínas de baja densidad, es el que conocemos como colesterol “malo”
  • El “bueno” es el HDL o lipoproteínas de alta densidad.

Bien.

Vamos a dejar claro que el riesgo está en superar los valores de LDL que se van a acumular en las paredes vasculares. Cuando las placas de colesterol estrechan los vasos sanguíneos se produce la arteriosclerosis y el inevitable infarto cerebral o de miocardio.

De hecho, un nivel elevado de colesterol LDL en sangre aumenta el riesgo de infarto en un 60% y el de sufrir un ictus en un 40%.

Te proponemos cambiar tu dieta cuanto antes y aprovechar el enorme poder de ciertos alimentos para ayudarte a regular tu colesterol.

¡Vamos a verlos!

7 Alimentos que te ayudan a regular tu colesterol

La dieta mediterránea es la más recomendada para mantener una buena calidad de vida y se está aceptando en casi todos los países considerados del primer mundo.

Una de las bases para alimentarse de manera vida saludable es eliminar la comida procesada y los productos industriales.

Eso es indiscutible ¿verdad?

Una dieta mediterránea sólida se basa en consumir alimentos naturales frescos como el aceite de oliva, frutas, verduras, pescado y algunos lácteos, entre otros, pero hoy queremos destacar otros alimentos cuyo consumo es recomendado para regular tu colesterol.

1. Las legumbres 

Se dice que consumir sólo media taza de legumbres al día tiene un enorme impacto positivo en nuestra salud porque se ha observado que reduce los niveles de LDL de manera significativa.

Las legumbres como los garbanzos y las judías también son ricas en fibra y de ahí la sensación de saciedad por lo que se aconsejan para dietas de adelgazamiento.

Una deliciosa ensalada de lenteja roja con pimientos es perfecta para el verano.

¿No te parece?

legumbres para reducir el colesterol

2. Avena

En general los granos integrales conservan mejor sus propiedades y contienen mayores niveles de vitaminas y fibra que los granos procesados.

La avena es alta en beta glucano, una fibra soluble  que se ha demostrado que reduce un 7% niveles de colesterol LDL en sangre.

Desayunar avena o añadirla a tus comidas es un buen hábito y además es económico.

3. Las verduras de hoja verde

Una ensalada con hojas de espinaca y acelgas es una inyección de caroteno beneficioso para reducir tu riesgo de padecer una enfermedad cardíaca.

Las verduras de hoja verde son antioxidantes y ayudan a reducir el colesterol malo.

¿Has probado la col kale? Es un buen ejemplo de verdura con alta dosis de antioxidante para reducir la inflamación en la pared vascular y el riesgo de formación de placas ateroscleróticas.

4. Pescado

pescado para reducir el colesterol

El pescado es un alimento saludable y nutritivo.

Aumenta los niveles de colesterol bueno y ayuda a reducir el LDL por eso, comer pescado es la mejor de las dietas porque tiene la capacidad de proporcionar proteína animal y crear saciedad tras su consumo.

Es un alimento libre de carbohidratos por lo que no incrementa los niveles de glucosa al no contener azúcares y es una fuente rica de grasas insaturadas.

Consumir pescado frito o empanado no es la mejor opción y te recomendamos cocinarlo cocido o a la plancha sin acompañarlo de muchas salsas o aderezos.

5. AOVE

El aceite de oliva virgen extra, uno de los principales pilares de la dieta mediterránea, también es un gran aliado contra el colesterol, puesto que ayuda a reducirlo, mejorando así la salud cardiovascular.

Mientras que los polifenoles que contiene ayudan a la reducción del daño oxidativo, el ácido oleico (ácido graso monoinsaturado) contribuye a la reducción del colesterol LDL (ese que conocemos como “el malo”) y al aumento del HDL (“el bueno”).

Por otra parte, el AOVE también es fuente de Vitaminas E y K, compuestos fenólicos o carotenos entre otros, lo que disminuye la presión arterial, fortalece el sistema inmunológico y ayuda a la cicatrización de heridas.

6. Nueces

Todos los tipos de nueces son una gran fuente de grasas saturadas saludables, proteínas y ácidos grasos omega-3 y omega-6 que previenen la aparición de cambios ateroscleróticos en los vasos sanguíneos.

No solo las nueces, sino la mayoría de los frutos secos contienen flavonoides que ayudan a reforzar las paredes de las arterias.

De ahí que se recomiende comer un puñado de frutos secos a diario.

Un consejo: Intenta consumir frutos secos naturales sin procesar, es decir, sin tostar y sin sal añadida porque sus nutrientes disminuyen cuando son sometidos a altas temperaturas.

7. Ajo negro

El ajo tradicional es un ingrediente reconocido desde hace milenios como un ingrediente indispensable en nuestra cocina pero, también como un potente remedio natural.

Es el resultado de la fermentación del ajo común y entre sus ventajas es que pierde su olor tan fuerte siendo más llevadero de consumir.

ajo negro para reducir el colesterol

 

El ajo negro tiene beneficios demostrados para reducir la hipertensión arterial y el colesterol malo reforzando a la vez el sistema inmunológico y es otro potente componente dentro del nutracéutico AQlesterol Plus, avalado científicamente.

Cuidar tu alimentación es el principio para ser feliz

Si no te ves capaz de incorporar a tu dieta alguno de estos alimentos de los que te  hemos hablado, no te preocupes.

Como hemos dicho, la dieta mediterránea es variada y puedes adaptarla a tus necesidades siempre que respetes las cantidades recomendadas.

Si además de alimentarte con cabeza, practicas deporte y cuidas tu calidad del sueño tu vida será plena y feliz.

¡Hoy empiezo a cuidar mi colesterol!