AORA Salud>Que por la noche nada te quite el sueño

Que por la noche nada te quite el sueño

Que por la noche nada te quite el sueño

¿Te cuesta levantarte por las mañanas después de haber pasado una mala noche? ¿Sientes mal humor o falta de concentración durante el día? ¿Te vas durmiendo por las esquinas? Si conoces esas sensaciones, sabes que el sueño es una necesidad vital: dormir es tan esencial para nuestra supervivencia como beber o tomar alimento.

Hasta los años cincuenta se pensaba en el sueño como algo pasivo, pero en estos momentos el sueño constituye uno de los campos de investigación actual con más proyección. Los investigadores han llegado a la conclusión de que es un estado activo y dinámico que influye de manera notable en nuestras horas de vigilia y, por tanto, debemos entender el sueño para comprender completamente el funcionamiento del cerebro.

 ¿Cuántas horas son necesarias para un descanso adecuado?

 Un sueño reparador es uno de los grandes pilares de nuestro bienestar ya que afecta a nuestra salud física y mental y ayuda a la recuperación del sistema inmunitario.

 La cantidad de sueño para cada persona depende de varios factores, aunque la edad es el que tiene una mayor influencia:

·         Los niños recién nacidos están durmiendo prácticamente todo el día para favorecer su desarrollo neuronal y físico. Sus necesidades de sueño disminuyen a medida que van creciendo, hasta estabilizarse en las 9-10 horas de media de la adolescencia.

·         Por el contrario, a partir de los 65 años la mitad de la población tiene problemas frecuentes de sueño como el insomnio.

·         Para la mayoría de los adultos dormir entre 7 y 8 horas es suficiente, aunque hay excepciones. Por ejemplo, las mujeres en los tres primeros meses de embarazo necesitan más horas de sueño.

·         También sufrimos el efecto “deuda de sueño” que sucede cuando tu cuerpo es sabio y te pide una recuperación de sueño: que hagas cuentas y descanses de más para recuperarte de las horas perdidas.

El sueño en España

 El número medio de horas de sueño de la población española es de 7 horas y 46 minutos al día, incluida la famosa siesta.

 El 10,1% de la población tiene habitualmente dificultad para conciliar el sueño, el 20,8% se despierta varias veces por la noche y el 14,8% lo hace demasiado pronto. Por lo general, las mujeres tienen mayores problemas de sueño. (Fuente: INE. Boletín Informativo 2009. Día Mundial de la Salud).

 El estrés es uno de los factores que más influyen en los problemas relacionados con el sueño. El próximo día hablaremos de cómo afecta en los hábitos de sueño, especialmente en las mujeres.

 Hoy nos queremos despedir con unas pautas para lograr vencer las malas noches.

 Decálogo AORALIFE para dormir bien

1.       Ten un horario: acuéstate a la misma hora todos los días y levántate también a la misma hora. Los desórdenes del fin de semana también hacen que empecemos los lunes y la semana con problemas de sueño.

2.       Realiza ejercicio a diario: al menos 20 o 30 minutos. Lo ideal es que lo realices entre 5 o 6 horas antes de irte a la cama.  

3.       Evita la cafeína, la nicotina y el alcohol porque son estimulantes. Aquí también se incluye no consumir chocolate e infusiones de té durante la cena.

4.       Relájate antes de ir a dormir: date un baño caliente, lee o realiza cualquier otra rutina relajante que te guste. Intenta dejar la mente en blanco y piensa en imágenes o anécdotas de tu vida que te gusten. Si repites estas pautas tu mente las asociará con el sueño y se preparará para ello.

5.       Toma alguna infusión relajante o similar: algunos compuestos naturales favorecen e incitan al sueño.

6.       Desconecta: está prohibido mirar el teléfono, tablets, ordenador y televisión cuando te vayas a la cama. Lo mejor es un dormitorio sin ningún aparato electrónico que genere la menor distracción.

7.       Duerme con las persianas bajadas y sin nada encendido: el cuerpo responde a los estímulos de luz exteriores que le distraen del sueño y automáticamente puede despertarse.

8.       No permanezcas en la cama dando vueltas: si no te duermes levántate y escucha música, lee, escribe… Lo que quieras hasta que te sientas cansado. La ansiedad que se produce en el cuerpo al no lograr dormir puede contribuir al insomnio.

9.       Controla la temperatura de tu cuarto: que no sientas ni excesivo frío, ni excesivo calor.

10.   Mantén tu habitación ordenada: no hay nada que nos genere más ansiedad que dormir en un caos. Una habitación limpia y en orden nos genera más paz interior, algo que es fundamental para alcanzar el sueño.

 ¿Soléis ponerlas en práctica? ¡Esperamos que sí para que a partir de este instante disfrutéis tanto del día como de la noche!!

Equipo AORALIFE

Equipo AORALIFE

María García-Courel

All comments

Leave a Reply


Producto añadido con éxito a tu cesta de la compra
Cantidad
Total
Hay [ 1 ] [ 0 / 1 ] artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su carrito.
Total productos
envío total  Estar determinado
Total
Seguir comprando Finalizar Compra