aoralife

¿Sabías que más de 47 millones de personas en el mundo sufren algún tipo de deterioro cognitivo? Bien sea derivado de la edad o por algún tipo de patología como la depresión, la esclerosis múltiple, la fibromialgia o el Alzheimer. 

Por ello, es importante poner especial atención en el “entrenamiento” de ciertas funciones cognitivas. Al igual que cuidamos el resto de nuestro cuerpo a través del ejercicio físico, de una alimentación adecuada o de productos nutracéuticos naturales, el cerebro también necesita que le mimemos.

Teniendo todo esto en cuenta, desde Aora Life, hemos decido dedicar este artículo a hablarte en profundidad sobre la estimulación cognitiva y a proponerte ciertos ejercicios prácticos que te ayudarán a mantener una salud mental adecuada.

 

¿Qué es la estimulación cognitiva?

Cuando hablamos de estimulación cognitiva, nos referimos a un conjunto de técnicas y actividades diseñadas exclusivamente para mantener y mejorar las funciones cognitivas en personas mayores o con problemas de salud relacionados. 

Está demostrado que la estimulación cognitiva tiene claros beneficios para el bienestar general y, además, retrasa el declive mental y mejora la calidad de vida en general. Por supuesto, no se trata de una cura para personas con problemas de salud cognitiva graves, pero en este caso también puede servir de ayuda para reducir los síntomas asociados a dichas enfermedades.

¿Y qué capacidades cognitivas se pueden entrenar a través de estas técnicas de estimulación?

Memoria: Registra, almacena y recupera información. En otras palabras, es la encargada de generar y cuidar de nuestros recuerdos. 

Orientación: Es la encargada de dar respuestas a preguntas, a priori tan simples, como: ¿Quién soy?, ¿dónde estoy? o ¿qué edad tengo?, por ejemplo. 

Velocidad de procesamiento: Hablamos de la capacidad para procesar la información que recibe el cerebro forma rápida y automática,

Concentración: Esta función cognitiva es imprescindible a la hora de centrar la atención en una tarea específica y evitar posibles distracciones.

Lenguaje: La fluidez del habla, una correcta expresión, la compresión y capacidad de respuesta son algunos de los puntos de los que se encarga esta función.

Razonamiento: Resolución de problemas, llegar a conclusiones, aprender de lo que pasa a nuestro alrededor, establecer pautas causales y/o lógicas.

Funciones ejecutivas: Aquí se engloban todas aquellas a través de las cuales podemos planificar, organizar, revisar y corregir o tomar decisiones, por ejemplo.

Ejercicios de estimulación cognitiva para adultos

Ejercicios de estimulación cognitiva para adultos

 

Como ya te hemos avanzado, a continuación vamos a listarte algunos de los ejercicios de estimulación cognitiva para adultos más efectivos y cuyos resultados llevan tiempo demostrados:

  1. Fichas de estimulación cognitiva: Se trata de una herramienta muy útil para mejorar y mantener la función cognitiva. Estas fichas, incluyen ejercicios y actividades diseñados expresamente para estimular distintas zonas del cerebro que trabajan las funciones de las que te hemos hablado en el punto anterior: Memoria, razonamiento, concentración, orientación, etc.

Las fichas de estimulación cognitiva son un método ideal para entrenar la mente en tu propio entorno de manera fácil a través de ejercicios mentales como crucigramas o juegos de memoria y de actividades físicas y artísticas como el baile o la pintura. Y otro punto a su favor es que pueden ser utilizadas individualmente o en grupo, dependiendo de las necesidades o preferencias de cada persona.

2. Cuadernos de estimulación cognitiva: Estos cuadernos son una de las formas más clásicas de estimulación cognitiva. Son de muy fácil acceso para cualquier persona y están segmentados en diferentes niveles de dificultad para adaptarse a las necesidades o avances de los usuarios. En este caso, generalmente se trata de ejercicios a resolver en el propio cuaderno a través de la escritura.

3. Juegos de entrenamiento cognitivo: Hay algunos muy famosos, seguro que has oído hablar de ellos alguna vez. Nos referimos a apps de juegos de entrenamiento cerebral para móviles, tablets, consolas u ordenadores. Hay una gran variedad y puedes encontrarlos tanto de pago como gratuitos. 

4. Actividades de aprendizaje: Esforzarse en aprender algo nuevo estimula las funciones cognitivas y mantiene al cerebro activo. Puedes empezar por apuntarte a un curso, aprender un idioma extranjero o a tocar un instrumento, por ejemplo.

5. Juegos de mesa y rompecabezas: Todos tenemos alguno en casa, ¿verdad? Desde los más clásicos como el ajedrez, los puzzles o el dominó, hasta otros más actuales como el Scrabble o el Trivial. Todos ellos pueden ayudarte a mejorar tu capacidad de razonamiento y lógica, así como la memoria o la concentración.

Y para mejorar los resultados de aquellos entrenamientos cognitivos por los que decidas, te recomendamos AQcognitive, un nutracéutico 100% natural, compuesto por vitaminas y otros componentes, como Ginko Biloba, que ayudan desde dentro a mejorar funciones mentales como la memoria, el aprendizaje y la concentración. Previene, además, posibles deficiencias de nutrientes asociadas al deterioro cognitivo y mejora la conexión sináptica del cerebro.

 

 ¡Quiero probar AQcognitive!