aoralife

No hace falta esperar a ver el buen tiempo a la vuelta de la esquina para motivarse a la hora de perder peso. De hecho, eso es uno de los grandes errores que se suelen cometer…porque la famosa “operación bikini”, puede llegar a provocar ansiedad al fijar los objetivos en una fecha demasiado cercana. Y el resultado suele ser una desmotivación temprana que te lleva a olvidarte del propósito y darlo por imposible antes, incluso, de empezar.

A lo largo del presente artículo, te daremos las claves para alcanzar tus objetivos de forma saludable y dentro de unos tempos acordes. Eso, sí, recuerda en todo caso que la máxima para conseguir esa motivación que necesitas se basa en dos factores fundamentales: tener el control de la situación y dejar las prisas a un lado.

 

¿Cómo motivarse para adelgazar y sentirse bien?

Antes de nada, has de fijar objetivos y metas realistas a medio o largo plazo y nunca intentes reducir tus propios tiempos. Con calma. Una vez tengas este punto claro, te recomendamos que lo pongas por escrito y lo releas con asiduidad para no perder la esencia de tus propósitos.
Por ejemplo, si tu propósito final es perder 10 kilos, procura dividir esta cifra en cantidades razonables por semanas. Al principio te constará hacerte a los nuevos hábitos de dieta y ejercicio, pero en menos de un mes los habrás adquirido y lo difícil será dejarlos de lado.
Ya tienes claro qué quieres conseguir. Ahora llega el momento de ver cómo conseguirlo. ¿Qué te puede ayudar a motivarte para alcanzar tus objetivos?

Empieza poco a poco: No establezcas desde el minuto uno una dieta demasiado estricta, ni te obligues a intentar realizar ciertos tiempos o modos de ejercicio a los que tu cuerpo no está acostumbrado. A medida que pase el tiempo podrás ir adecuando tu rutina.

Solicita ayuda a especialistas: Tanto en lo relativo a la alimentación (puedes consultar con un nutricionista), como en lo relacionado con el deporte.

Organización: Has de establecer unos días y unos horarios fijos para tus sesiones de ejercicio semanales que no debes saltarte. Si es por un motivo de causa mayor, intenta, en la medida de lo posible, recuperar ese tiempo después.

Busca compañía: La unión hace la fuerza. Si llevas a cabo tu plan de adelgazamiento en compañía (un amigo, familiar o compañero de trabajo, por ejemplo) os motivaréis mutuamente para seguir adelante.

 

entrenamiento deportivo

Imagen de javi_indy en Freepik

 

No te saltes comidas: Si vas a realizar ejercicio, es importante que tu cuerpo tenga la energía necesaria para ello, aunque has de evitar las comidas copiosas y poco saludables. Te recomendamos que elabores una dieta semanal (lo ideal sería que te dejaras guiar por un especialista, como te hemos comentado más arriba). Y para ocasiones en las que estés fuera de casa o te apetezca algo diferente, te recomendamos probar nuestras barritas sustitutivas, con alto contenido en fibra, proteínas de origen natural, vitaminas y minerales.

Prémiate: Por cada logro conseguido a corto plazo en pro de alcanzar el objetivo final, puedes hacerte un regalo que te anime a seguir adelante (ese libro que tantas ganas tienes de leer o esos zapatos que tanto te gustan pero que no quieres comprar “porque sí” ¡Ya tienes un motivo!).

Estrena ropa y accesorios deportivos: El solo hecho de poder estrenar algo puede ser motivación suficiente para levantarte del sillón sin excusas y salir a correr.

Fija horarios de sueño: Recuerda que el descanso es muy importante para la recuperación de tu organismo. Por eso, si no descansas bien, tu cuerpo se resentirá te costará seguir la nueva rutina que te has propuesto para perder peso.

Hábitos deportivos acordes a tus gustos: Evita a toda costa apuntarte a un gimnasio si lo ves aburrido. No corras si no te motiva hacerlo. Busca algo divertido que te apetezca hacer. Senderismo, natación, danza…hay muchas opciones entre las que escoger y, lo mejor de todo, con las que jugar para variar y no caer en una rutina que te haga sentir a disgusto. Puedes cambiar de actividad cada cierto tiempo para que esto no pase.

Comparte la experiencia: No estás solo o sola. Hay mucha gente en tu situación o que ya ha pasado por ella. Puedes buscar blogs, grupos en redes sociales o foros en los que contactar con ellos y compartir vuestras experiencias. La motivación nace de uno mismo, pero con todos estos consejos te será más fácil alimentarla y conseguir que crezca día a día.

Por nuestra parte, solo una ayudita más: Aora Slim, nuestro complejo 100% natural, compuesto por fibra de manzana, avena y zanahoria, con acción capta grasas y azúcares. Te ayudará a la consecución de tu meta, en cuanto a pérdida de peso se refiere, de forma eficaz y saludable.

 

¿Quieres saber más sobre AORA Slim?