aoralife

Controlar tu peso y buscar mantenerte en una condición física es una gran decisión para cuidar tu salud. Sin embargo, no busques productos o dietas milagrosas para conseguirlo. No existen. Al revés, la única manera de hacerlo bien es a través de un estilo de vida saludable en el que influyen muchos más factores además de la alimentación.

De hecho, implantar una dieta extrema y ciertos hábitos para perder peso de manera rápida, no solo puede desembocar en el famoso “efecto rebote” (ganar aún más peso en menos tiempo una vez dejes de hacerlo), si no que repercutirá de manera negativa en tu cuerpo. ¿Sabías que tanto la masa muscular como la masa ósea pueden verse afectadas por una pérdida de peso demasiado rápida?

Lo mejor, sin duda, es tomárselo con calma y encontrar un estado físico óptimo sin prisas dejando de lado algunos hábitos e incluyendo otros en tu día a día.

En esta guía encontrarás los mejores consejos para llegar a tu peso ideal y mantenerte en él.

 

¿Qué implica adelgazar sin milagros?

Lo primero que debes hacer es desechar la idea de adelgazar X kilos por semana y poner una fecha límite para conseguir estar en el peso que buscas. Se trata de un proceso que lleva tiempo, que ha de ser saludable e, importante, que ha de hacerte sentir bien. Es decir, no debe suponerte un esfuerzo extra que no te permita sentirte a gusto en tu día a día.

Tienes que poner el foco en un estilo de vida permanente que, no solo te permita bajar de peso, sino también mantener en el tiempo una forma física adecuada.

Y para ello, como te decíamos, no hay milagros posibles. Implica fuerza de voluntad para el cambio de estilo de vida. Una vez te acostumbres a los nuevos hábitos, no te supondrá ningún esfuerzo mantenerlo y podrás olvidarte de dietas o sesiones de ejercicio extremas cada X tiempo.

 

7 Consejos para adelgazar sin milagros y llevar un estilo de vida saludable

¿Y cómo conseguir ese estilo de vida saludable? A continuación te dejamos unos consejos que te ayudarán a una tener transición en lo relativo a tus hábitos que no te suponga un cambio drástico.

  1. Objetivos realistas. Ya te lo hemos comentado. No intentes perder 8 kilos en dos semanas. Relájate y fija una meta realista que no comprometa a tu salud. Lo primero es calcular tu IMC (Índice de masa corporal) y a partir de ahí fijar unas metas acordes.
  2. No te peses. Quizás te parezca una incongruencia cuando tu objetivo es adelgazar. Pero, créenos, es lo mejor. Puedes medir tus avances de otras maneras que psicológicamente te ayudarán más. Por ejemplo, esos pantalones que te apretaban y  ahora te quedan más sueltos, sentirte más ligero/a cuando haces alguna actividad física…
  3. ¡Ojo en la cocina! Llevar una dieta saludable no tiene por qué implicar eliminar ciertos alimentos de ella. Por supuesto, bollerías y aperitivos envasados han de quedar relegados a ocasiones especiales (tampoco eliminarlos del todo, porque eso te creará ansiedad). Pero hay otros alimentos que puedes seguir consumiendo en tu dieta semanal cambiando solo la forma de cocinarlos. Olvídate de freír y pásate a los asados, las ensaladas o a la cocción.7 Consejos para adelgazar sin milagros y llevar un estilo de vida saludable
  4. Fija horarios para tus comidas. Es importante que las distribuyas a lo largo del día en pequeñas cantidades para que no llegues a sentir hambre. Y para ello tienes que seguir unos horarios fijos que ayuden a tu cuerpo a regularse.
  5. Bebe agua. Siempre por delante de cualquier otra bebida. Ya sabes que una hidratación adecuada es esencial para el buen funcionamiento de tu organismo. Pero es que, además, el consumo de agua te ayudará a eliminar toxinas y todo aquello que tu cuerpo no necesita. Y un tip extra: Un vaso de agua calmará el hambre hasta la siguiente comida sin calorías añadidas.
  6. Ejercicio en tu rutina diaria. No…No tienes por qué empezar a estas alturas a entrenar para correr una maratón. Nos referimos a aumentar tu actividad física. ¿Un paseo en bici por la ribera del rio? ¿Ir caminando hasta el trabajo? ¿Clases de baile? Tú eliges. Algo que te haga sentir bien y que no suponga un esfuerzo tal que te lleve a dejar de hacerlo.
  7. Cuida tu descanso. Las horas de sueño y descanso son muy importantes a la hora de establecer una rutina saludable. Dormir no engorda. Te aporta la energía necesaria para afrontar el resto de tu rutina.

¿Has tomado nota de todos estos consejos? Además, desde Aora Life, podemos ayudarte de manera 100% natural a conseguir ese peso ideal y a mantenerlo en el tiempo. Desde nuestro laboratorio, hemos dearrollado Aora Slim, un nutracéutico (nos reiteramos, totalmente natural) que capta hasta el 75% de las grasas y azúcares ingeridos. Se trata de un complejo de fibras (avena, manzana y zanahoria) avalado científicamente. ¿Quieres probarlo?

¡Sí! Quiero probar Aora Slim