Concentración en el trabajo
Concentración en el trabajo

Con la llegada de la era digital son muchos los estudios que aseguran que, actualmente, nos encontramos ante una alarmante caída de la concentración en el trabajo. La constante avalancha de información, las aplicaciones móviles, notificaciones… han hecho que nuestra mente necesite alimentarse de estímulos de forma prácticamente continua.

Esto ha tenido una influencia negativa muy importante sobre el sector laboral, y de hecho es habitual encontrarnos con multitud de personas que no logran mantener la concentración en su puesto de trabajo, afectando directamente a su productividad y eficiencia.

En AORA Life vamos a definir este problema y te vamos a contar qué aspectos y estrategias puedes implementar en tu día a día para lograr mejorar esa concentración que tan necesaria es en muchas ocasiones.

¿Qué es la concentración en el trabajo?

Cuando hablamos de concentración en el trabajo no nos referimos simplemente al hecho de mirar fijamente una pantalla o un papel por horas, sin levantar la vista. Va mucho más allá de esto. Se trata de ser capaz de dirigir y mantener toda la atención en una tarea específica, evitando cualquier tipo de distracción o pensamiento que nos haga evadirnos de la labor que estamos llevando a cabo.

Para cualquier profesional la concentración debería ser uno de los componentes esenciales en su oficio, y es que gracias a ella se consiguen mejorar métricas muy relevantes como la eficiencia, la productividad y, por supuesto, la calidad del trabajo realizado. Esto, a su vez, nos permitirá tener más probabilidades de lograr un crecimiento profesional, y nos ayudará a sentirnos motivados y felices con nosotros mismos.

Principales motivos de la falta de concentración en el trabajo

A día de hoy, especialmente a partir de la pandemia de COVID-19, hay una modalidad de trabajo que ha ganado importancia y que cada vez está mas presente en el sector laboral: el teletrabajo. Aunque ofrece gran flexibilidad y comodidad al trabajador, es cierto que también existen una serie de desafíos en términos de concentración que deben ser valorados para lograr mantener los niveles de eficiencia.

En este sentido, es importante cuidar el ambiente doméstico y evitar que los típicos ruidos de la casa nos distraigan (conversaciones familiares, electrodomésticos, mascotas, etc.)

De igual forma, también debemos buscar una separación entre el terreno laboral y el personal. Las tareas domésticas no pueden alejarnos de nuestro objetivo principal y, para ello, es necesario organizarse adecuadamente y tener claro que durante la jornada laboral nuestra única preocupación debe ser el desarrollo del propio trabajo.

No caigas en la tentación de usar el teléfono móvil o encender la televisión, y aprovecha para realizar pequeños descansos de vez en cuando. El hecho de estar trabajando desde casa a veces nos hace olvidarnos de que nuestro cuerpo y nuestra mente también necesitan parar un momento para desconectar y volver con las pilas más recargadas.

Aunque muchos de estos motivos también son aplicables al trabajo presencial, en este segundo caso también encontramos algunos más particulares, como pueden ser la constante interrupción por parte de nuestros compañeros, las excesivas e interminables reuniones, un entorno negativo o el exceso de ruido en el caso de aquellas empresas más grandes.

En ambos casos, es importante ser consciente de las distracciones existentes. Identificarlas nos permitirá crear nuevas estrategias que tendrán un impacto positivo sobre nuestra concentración y nos ayudarán a mejorar la eficiencia y la productividad en el trabajo.

Y es que la concentración es una herramienta indispensable para alcanzar el éxito profesional. Obtendrás agilidad en la toma de decisiones, será mucho más sencillo para ti resolver los problemas que surjan, mejorarás la calidad de tu trabajo y reducirás los niveles de estrés.

Estrategias para mejorar la concentración en el trabajo

Descansar, librarse de las preocupaciones, gestionar el estrés, buscar la motivación o adoptar hábitos de vida saludables son solo algunas de las estrategias que puedes implementar en tu vida para mejorar la concentración en el trabajo. Sea como sea, todas ellas te ayudarán a alcanzar el éxito profesional, lograrás optimizar tu eficiencia laboral, y encontrarás un equilibrio perfecto y saludable entre la vida personal y profesional. ¿Quieres un empujón extra? ¡Pues sigue leyendo!

Mejora tu concentración con AQcognitive

aqcognitive-aora-life

¿Todavía no conoces AQcognitive? Se trata de unas vitaminas que pueden ayudarte a mejorar tanto la concentración como la memoria, por lo que además de para los trabajadores, también es ideal para estudiantes universitarios, personas inmersas en procesos de oposición, o gente en edad avanzada que quiera preservar y prevenir posibles pérdidas de memoria.

El modo de empleo es muy sencillo, y es que tan solo es necesario tomar una cápsula al día. Con ella obtendrás todos estos beneficios:

Mejora tu concentración y tu memoria con AQcognitive ¡por tan solo 18,95€!