aoralife

¿Cuántas veces has escuchado eso de: “Me duelen los huesos ¡Va a cambiar el tiempo!”? En realidad, no es una frase del todo acertada, puesto que lo que de verdad duelen son las articulaciones, no los huesos. Por supuesto, ese dolor articular debido a los cambios de temperatura tiene un por qué. 

Sin embargo, antes de continuar, hemos de aclarar que, a pesar de que existen varios estudios científicos al respecto, no todos han llegado a las mismas conclusiones. Aunque si existe una base común, que es en la nos centramos en este artículo.

 

Causas del dolor de articulaciones por la climatología  

Tal y como te hemos avanzado ya, esos dolores que mucha gente sufre con los cambios de tiempo, son totalmente articulares. Nada tienen que ver con los huesos, aunque en ocasiones así lo parezca. 

Hay varias causas a tener en cuenta:

  • Ante el frío y la humedad, nuestros músculos se contraen para conseguir mantener la temperatura del cuerpo. Esto, puede desencadenar contracciones musculares y rigidez articular. 
  • Si al punto anterior le añadimos una enfermedad de base como la artritis o el reuma, tenemos un factor más que favorece la aparición del dolor.
  • La edad avanzada también juega un papel importante en la aparición de este tipo de dolores provocados por los cambios climatológicos, puesto que unas articulaciones desgastadas son más propensas a verse afectadas.
  • También los cambios barométricos (de presión), pueden ser los causantes de esos dolores, puesto que según varias teorías, podrían afectar a las terminaciones nerviosas sensitivas, aumentando así la sensación de dolor.
  • Y siguiendo con los cambios de presión, también hay estudios que aseguran que podrían causar variaciones en la viscosidad del líquido sinovial, que se encarga de lubricar las articulaciones y hace las veces de una especie de almohada entre la propia articulación y los tendones, huesos o músculos que hay a su alrededor. 

 

¿Qué es la meteorosensibilidad? 

Quizás no habías escuchado nunca este término. Se utiliza para definir la afección de todas  aquellas personas que son más sensibles a los cambios climatológicos (tanto física como psicológicamente). Se calcula que el 30% de la población la padece.

 

dolor articular hojas

 

En relación al tema que nos ocupa en este artículo, una persona meteorosensible tendrá muchas más posibilidades de sufrir dolor articular con los cambios de tiempo o de presión. 

 

Seis remedios para reducir el dolor articular por cambios de temperatura

¿Qué puedes hacer para reducir el dolor de tus articulaciones? A continuación, te damos varios consejos que te ayudarán a paliarlo y poder mejorar así tu día a día. 

 

por que duelen las articulaciones

 

  1. Durante los meses de frío, procura mantener siempre bien abrigadas aquellas articulaciones que se suelen resentir más.
  2. Ejercicios moderados y estiramientos dedicados a las zonas de tu cuerpo más sensibles a este tipo de dolores.
  3. Visita a un fisioterapeuta con regularidad, sobre todo en los cambios estacionales.
  4. Mejora tu alimentación e incluye en tu dieta alimentos ricos en antioxidantes. Éstos te ayudarán a disminuir y prevenir el daño oxidativo provocado por el paso del tiempo o algún tipo de lesión.
  5. En épocas de frío, procura evitar visitar lugares en los que el tanto por ciento de humedad en el ambiente sea elevado (playas, ríos…).
  6. Para paliar el dolor articular, aplica calor seco en la zona afectada. 

 

Además de todo lo anterior, existen nutracéuticos, 100% naturales, que pueden ayudarte a prevenir o mejorar los episodios de dolor en tus articulaciones. Como Aora Articular, una solución que presenta una fórmula novedosa, balanceada y única, que ayuda a regular los procesos inflamatorios. 

¡Pruébalo y nos cuentas!